Con una inversión de 65 mil 200 millones de pesos, y una equivalencia del 36.2 por ciento del total proyectado en el Plan Nacional de Infraestructura para la meta de 52 carreteras a construir. Estos caminos rondan los 800 kilómetros de construcción.

Raúl Murrieta, subsecretario de Infraestructura de la dependencia, dijo que estos proyectos son la “cosecha” de varias licitaciones que se fueron entregando desde que inició la administración del gobierno federal actual.

Algunas de las nuevas carreteras serán: Ciudad Valles-Tamuin (en San Luis Potosí), se termina en marzo; el libramiento de Tepic (Nayarit), también en marzo; Norponiente Villahermosa (Tabasco) será en junio, pero así uno acumula carreteras, señaló el funcionario.

Otros caminos a entregar son, la ampliación del Arco Norte (Jilotepec-Atlacomulco, en el Estado de México), la Autopista Siglo XXI (Puebla y Morelos) y el Paso Exprés Cuernavaca (Morelos).

No todas las obras se iniciaron en esta administración, algunas datan del gobierno previo, como el Libramiento de Tepic, así como la continuación de la carretera Compostela-Las Varas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *