Si tu respuesta es no, es momento de hacerlo, en San Luis Potosí, uno de nuestros más de 800 destinos Castores, cuna de la hermosa huasteca potosina, envuelta en magia y aroma a café se encuentra Xilitla.

En el mismo momento en el que se pisa esta hermosa tierra solo se puede pensar en una palabra: Magia. No por nada fue el lugar que eligió en ingles Edward James para construir su jardín en este pueblo mágico tan escondido y tan imponente, donde las horas transcurren entre aroma a café y el susurro de las cascadas, logrando que todos los visitantes apenas se percaten de que el cielo azul claro se transforma en la profundidad del cielo estrellado.

La historia de Las Pozas, donde se ubica el Jardín Surrealista, nos transporta hasta 1947, cuando Edward James, en semiexilio, adquirió la finca cafetalera “Xilitla”. James usó este espacio para sembrar orquídeas y alojar animales exóticos pero en 1962 cuando comenzó a idear la estructura de un jardín con esculturas surrealistas, inspirado en las orquídeas que había sembrado y en la vegetación típica de la Huasteca Potosina. James gastó una fortuna para contratar a albañiles y artesanos para hacer realidad su fantasía artística. Cuando murió en 1984, había completado 36 esculturas repartidas en casi 81 mil metros cuadrados de selva. Las esculturas, con influencia gótica y egipcia, simulan escaleras que no llevan a ningún lado, castillos, casas y secuencias de columnas que unen su onírica belleza con la exuberancia de la Huasteca.

Pero el Pueblo Mágico de Xilitla es un sueño aparte, En la plaza principal se encuentra el ex convento agustino construido en 1557 siendo este el edificio más antiguo de San Luis Potosí. No es extraño encontrarse con grupos de música que interpretan huapangos huastecos. La abundancia de frutos se aprecia en sus mercados llenos de color. Y ni hablar de la gastronomía de este destino Castores un ejemplo de ello son las ya tradicionales enchiladas potosinas con cecina, la barbacoa de res, los chicharrones y las carnitas son platillos típicos de Xilitla, que se acompañan con bebidas como aguardiente, vino de jobo, de capulín y de naranja, atole de piña o elote y dulce de chayote. Éste es un excelente punto de partida para explorar el Sótano de las Guaguas o Golondrinas, así como las Grutas de Xilitla, que resguardan interesantes pinturas rupestres.

 

xilitla01      xilitla02

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *